Trucos para quitar el mal olor a tuberías

¿Te has percatado de ese mal olor desagradable en las tuberías de tu casa?

En las viviendas el mal olor de las tuberías se a convertido en un problema bastante común. Las tuberías tienen una tendencia a desprender olores, sin importar que sean de la cocina, baño, lavabo u otros. Una de las formas para lograr evitar esto, es dejar de arrojar residuos, ya sean de comida u otros desechos en los desagües, de igual manera realizar un mantenimiento continuo de las cañerías.

¿Cómo eliminar el mal olor de las tuberías?

Si ya no soportas el desagradable mal olor en tu hogar, y deseas eliminarlo, siguiendo estas sencillas recomendaciones te aseguramos que solucionarás la mayoría de los problemas de mal olor en tu vivienda.

  • Es normal que los malos olores provengan de residuos que se han ido acumulando en el sifón. Este es un tubo que une las tuberías y evitar que los gases se expandan al exterior. Si regularmente retiras el tapón del sifón y la desinfectas a fondo veras que es una perfecta solución para deshacerte de los malos olores.
  • Ahora si no es el sifón el causante de los malos olores, también esta la opción de recurrir a soluciones caseras, sin embargo, nuestra mejor recomendación es tomar en cuenta la opinión de un profesional en fontaneríapara así descartar la existencia de averías ocultas.
  • Una de las soluciones caseras que más se utilizan es verter levadura disuelta en agua, este remedio solo debe ser utilizado por la noche, los grifos tienen que permanecer cerrados hasta que llegue la mañana.
  • Otra solución rápida y que muchas veces es eficaz seria utilizar Sosa mezclada con agua o algún producto de limpieza de tuberías específico para eliminar malos olores.

¿Cómo evitar que huelan las tuberías?

Por lo general, los responsables de este tipo de problemas somos nosotros mismos, ya que no tenemos el cuidado correcto y necesario con nuestro fregadero y lo utilizamos como un bote en el que desechamos todo tipo de restos y suciedad.

Un ejemplo de esto, es al momento de lavar la loza. La mayor parte del tiempo no limpiamos correctamente los platos y al momento de lavarlos tiramos los restos orgánicos al fregador. Ingenuamente creemos que se irán con el agua, pero lo que realmente estamos provocando es que se acumulen estos residuos en las tuberías causando atascos que producen los malos olores.

Sin embargo, si ya intentaste solucionar este problema, pero aun persiste, comunicate rápidamente con nuestros fontaneros. Ellos sabrán cómo ayudarte.

Puedes llamar para solicitar servicios.