Cómo proceder a la limpieza de fosa séptica

Las fosas sépticas son sistemas de disposición de residuos semi-líquidos que producen muy buenos resultados se mantienen en óptimo estado durante toda su vida útil. Si tú también utilizas una fosa séptica en tu vivienda, debes saber que lo más determinante para que la misma se encuentre en todo momento en óptimo estado y con las condiciones salubres debidas es realizar mantenimiento cada cierto tiempo para asegurar su limpieza integral y evitar cualquier de desbordamientos o atascos.

En este post te orientaremos en todo lo relativo a la limpieza de fosas sépticas, así como en cuánto cuesta contratar un servicio de mantenimiento de fosas sépticas, para que conozcas todo lo necesario en orden de mantener en buen estado la fosa de tu vivienda. Sin más preámbulos, entremos en lo que nos respecta.

De qué se trata la limpieza de una fosa séptica

En general, se podría decir que una fosa séptica no es más que una depuradora de aguas fecales, ya que su misión es recibir todas las aguas negras de una vivienda y naturalmente filtrarlas para verterlas a las alcantarillas libre de agentes fuertemente contaminantes. De esa manera, nos podemos asegurar que las aguas residuales de nuestra casa están siendo bien tratadas y manejadas gracias a nuestra fosa séptica, siempre y cuando la misma se encuentre en óptimas condiciones. Para mantener una fosa séptica en condiciones operaciones óptimas, es necesario limpiarla y vaciarla periódicamente.

Por lo general, una fosa séptica para ser limpiada de manera total es necesario haberla vaciado previamente, sin embargo, algunas especialistas en el sector han demostrado que esto no siempre es necesario cuando se utilizan las técnicas y métodos adecuados. Lo que sí es totalmente cierto es que para poder realizar la limpieza de una fosa séptica es forzoso contratar a un equipo de expertos para hacerlo, ya que ellos tienes las herramientas y equipos precisos para realizar este tipo de labores de gran envergadura que cualquier persona inexperta no puede realizar, por razones de seguridad y cualificación principalmente.

Por otro lado, se debe entender que la limpieza de una fosa séptica es una operación exigida por la legislación vigente a todas aquellas viviendas o comunidades de vecinos que utilicen este tipo depuradoras, por razones de higiene comunitaria. Las fosas sépticas que no son limpiadas y vaciadas periódicamente, son fosas que suelen presentar problemas de emanación de malos olores que no solo trae consigo el inconveniente del mal olor, sino también un cúmulo de enfermedades que pueden ser transmitidas vía aérea. Allí radica la importancia de lavar nuestras fosas sépticas a tiempo.

Consideraciones generales para la limpieza de fosa séptica

Antes de nada, es importante que sepas que la limpieza de una fosa séptica no es algo que se puede realizar en menos de 20 minutos. Limpiar una fosa séptica lleva tiempo, trabajo, paciencia y mucho esfuerzo. Además, en ninguno de los casos limpiar una fosa séptica será una operación limpia; debes saber que podrás ensuciarte, por lo que es necesario usar ropa dispensable y cubrirse las manos con guantes y la boca con tapabocas para evitar contraer cualquier tipo de enfermedad.

El objetivo de la limpieza de la fosa séptica es remover gran parte de los lodos que dentro de la fosa séptica se han ido acumulando con el tiempo y, además, eliminar toda la grasa adherida a las paredes de la fosa. Eso sí, ten en cuenta que decimos “remover gran parte de los lodos” y no “remover todos los lodos”, pues sería un grandísimo error, para el funcionamiento posterior de la fosa séptica, quitar todos los lodos de la misma. Aunque no lo creas, los lodos en las fosas sépticas cumplen un rol muy importante de purificación de las aguas fecales, así que es importante mantener cierto nivel (un 20%) de lodo en la fosa y no extraerlo por completo.

La limpieza de la fosa séptica debe ser constante, aunque no diaria. Lo que tratamos de decir es que no debes nunca olvidar limpiar al menos una o dos veces al año tu fosa séptica para evitar desbordamiento, malos olores y demás problemas similares que realmente son muy difíciles de solucionar. Cuando veas que el nivel de lodo ha sobrepasado la mitad de la fosa, ese es el momento adecuado para limpiarla.

Antes de limpiar una fosa sética, debes saber que en su interior se almacenan muchos tipos de gases explosivos, como el metano, por lo que es necesario trabajar con mucho cuidado y evitar inhalar gases al abrir la tapa de la fosa. Así mismo, no olvides siempre abrir la tapa de la fosa de manera muy lenta para evitar causar un cambio súbito de presión en el interior de la fosa séptica que desemboque en una infausta explosión.

Limpieza interior de fosas sépticas paso a paso

A continuación, resumiremos lo mejor posible, sin olvidarnos de los detalles importantes, todos los pasos que se han de seguir para limpiar correctamente una fosa séptica:

  • Abre poco a poco la tapa de la fosa séptica, procurando hacerlo muy lentamente para evitar que los gases de su interior exploten. Recuerda también evitar inhalar los gases que se emanarán de su interior.
  • Ahora deberás colocar la bomba aspiradora para retirar el 80% de los lodos acumulados. Para ello, por la manguera de succión a la superficie del nivel de lodo para que de esa forma se retiren primero todos los elementos flotantes y grasa acumulada.
  • Seguidamente podrás ir sumergiendo poco a poco la manguera de succión para extraer la mayor parte de los lodos. Recuerda no extraer la última capa de lodo que se deposita al fondo de la fosa.
  • Ahora suministra agua limpia en la fosa séptica para arrancar toda la suciedad de pegada en las paredes. Acto seguido, retira toda el agua que suministraste.
  • Añade a la fosa séptica el activador bacteriano, según lo que especifique el fabricante del producto.
  • Efectuados todos los anteriores pasos, lo que sigue será cerrar la fosa séptica tapando la fosa adecuadamente.